La Fundación Pasqual Maragall desarrolla un método a partir de imágenes de resonancia magnética

Permite reducir hasta un 67% las pruebas selectivas.

BARCELONA

Ante las dificultades de encontrar un tratamiento efectivo para curar el Alzheimer, se multiplican los esfuerzos para prevenir la enfermedad. Una de las entidades que trabaja en esta línea es la Fundación Pasqual Maragall, que en mayo del año pasado ya presentó su Unidad de Investigación Clínica en Prevención de la Demencia, impulsada por el Barcelona Beta Brain Research Center (BBRC), el centro de investigación de la fundación, con la que está llevando a cabo un estudio pionero en todo el mundo para analizar el riesgo de desarrollar la demencia. Coincidiendo con la celebración hoy del Día Mundial del Alzheimer, la fundación anunció ayer que ya dispone de un algoritmo de inteligencia artificial que permite identificar a las personas que presentan más riesgo de desarrollar la enfermedad. Este algoritmo ha sido desarrollado a partir de imágenes de resonancia magnética y el estudio ha sido uno de los 21 proyectos seleccionados de los 102 presentados al programa CaixaImpulse, que cuenta con la colaboración de Caixa Capital Risc y EIT Health.

Juan Domingo Gispert, jefe del grupo de neuroimagen del BBRC y líder del proyecto explica que la tecnología «permite identificar a las personas que ya presenten niveles anómalos de beta amiloide, la proteína que se va depositando en el cerebro a lo largo de los años y que está relacionada con el Alzheimer «.

En función de estos resultados se puede saber, añade el experto, «qué personas necesitan hacerse las pruebas estándar que hay que hacer después». El doctor Gispert calcula que el uso de esta metodología permitiría reducir un 67% las pruebas selectivas necesarias y hasta un 50% los costes de reclutamiento de las personas que han de participar en los estudios.

Ensayo con fármacos

Por otra parte, y coincidiendo también con la efeméride, el Hospital Universitari General de Catalunya (HUGC), del grupo Quirónsalud, comunicó ayer que participará en un ensayo en fase III que evaluará en pacientes si un fármaco oral que se está investigando es seguro y puede detener la progresión de la enfermedad de Alzheimer en reducir el daño causado por las bacterias en el cerebro.

«El ensayo GAIN se basa en una evidencia científica mediante la cual se cree que la bacteria Porphyromonas gingivalis, comúnmente asociado con la enfermedad de las encías, puede infectar el cerebro y causar la enfermedad del Alzheimer», informaron desde el Hospital Universitari General de Catalunya, que tienen en marcha diferentes estudios sobre el Alzheimer.

La incidencia (nuevos casos diagnosticados en un período de tiempo) varía de 1,3 por 1.000 personas / año para el grupo de 65-69 años y de 24 por 1.000 personas / año en riesgo para los mayores de 90 años. En España se diagnostican cada año unos 40.000 nuevos casos de Alzheimer. Se prevé que el número aumente de manera exponencial en las próximas décadas, y que llegue incluso a más de 100 millones en 2050. Entre un 30% y un 40% de los casos de Alzheimer están sin diagnosticar por varios motivos.

Compartir:

No dude en llamarnos        1-+34 935 656 000